Un club para ser liberal (capitulo 1)


Infidelidad Un club para ser liberal (capitulo 1) Mi mujer 43, yo 53, transitando el final de algunos años de convivencia, tratando de seguir sanamente cada uno su camino, nos encontramos con algunas asignaturas pendientes. Algunas no ameritan mencionarlas pero no puedo dejar de relatar la que sí es ideal para este espacio.
Durante nuestra convivencia muchas veces en épocas de calentura sexual hablamos sobre experimentar el intercambio de parejas, hacer un trío con otra mujer u otro hombre y hasta allí llegábamos, ideas que al final luego se enfriaban y quitándonos el coraje para realizarlas.
Ahora que tal vez llegaba el final de la relación pero que aun contábamos con algo de combustible surgió la idea de realizar la fantasía de una vez por todas. Buscamos en el ambiente swinger que nos pareció el acceso más fácil para concretarlo y llegamos, como todos los principiantes, a la posibilidad de concurrir a un club swinger, para mirar primero, para ver ?si nos animábamos?, para medir nuestra timidez, etc. Yo siempre supe que era el más tímido de los dos y que mi mujer si se estimulaba era capaz de cualquier cosa, dicho por ella misma. En uno de nuestros divagues acerca de buscar un muchacho para un trío una vez me dijo ?mira que si me gusta le doy sin asco?, sabiendo que yo podría sufrir al verla con otro, aunque siempre fue esa mi fantasía preferida.
Fue asi que nos encontramos entrando un día de semana a un club swinger muy recomendado de nuestra ciudad. Con los años mis fantasías fueron tornándose cada vez mas perversas, tal vez por que uno va gastando la capacidad de asombro y la sensibilidad frente a los estímulos, por ello la idea de verla coger con otro no era tan excitante como la de verla con ?otros?, es decir con varios hombres una misma noche, por no decir a la vez. Esto se lo hice saber a ella y estuvo de acuerdo ante la advertencia que a los clubes swinger suelen ir también hombres solos para prestarse a tríos y otras variantes, personalmente si bien tambien me entusiasmaba tener sexo con la mujer de otro, me calentaba mucho mas la idea de verla a ella en acción con otro, por lo que lo primero pasaba a segundo plano. Lo que no le dije, fue que el día que elegí para ir al club era dedicado especialmente al gangbang, aunque sabia que una vez entrada en confianza fluiría en la experiencia no la quería asustar con algo más extremo que un trío.
Llegamos y en el estacionamiento pautamos las reglas de juego: si alguno de los dos se incomodaba y quería irse se lo diría al otro para dejar el lugar, pero si el otro la estaba pasando bien debería irse al auto a esperar, siendo una pareja que pretendía dejar de serlo y hacer cada uno su vida era la opción más adecuada, no tan así si hubiésemos seguido siendo una pareja con vidas compartidas. Estaríamos como espectadores al principio y sin obligarnos a nada que no queramos y veríamos sobre la marcha como proceder.
Una vez adentro recorrimos el lugar habia varias parejas, pero se notaba que la concurrencia masculina era mayor, de todas maneras mi mujer no dijo nada, tal vez lo noto y lo calló para deleite de ella. Luego vino una chica a explicarnos la modalidad y algunas normas del lugar, nos explicó que la temática de la noche era el gangbang lo que inquietó a mi mujer cuando supo que significaba que podía ser poseída por varios hombres a la vez, pero quedo más tranquila cuando la guía nos aclaro que es regla de oro el deseo de la mujer, si dice no es no, luego nos mostró los espacios, en algunos ya había parejas y más de un hombre con una mujer pasándola bien, cosa que nos empezó a poner en clima. Volvimos a la zona más light, donde estaba la barra, una pista de baile unos sillones y un pequeño escenario. Pedimos unos tragos en la barra y nos avisaron que iba a comenzar un espectáculo de sexo en vivo, nos sentamos cómodos en unos sillones, había bastante gente pero el local era muy amplio y se estaba muy cómodo. Comienza el show y como era de esperar se trataba de una chica con cuatro muchachos, hacen todas las rutinas, quita de ropas, sexo oral, musica sensual, la chica tenia un cuerpo excepcional al igual que los muchachos.
- ¿Te gusta? - Le pregunto a ella.
- Si, claro, son todos hermosos. - responde.
- ¿y te excita?
- Claro, me están recalentando.
En los sillones cercanos había parejas observando, algunas se tocaban, otras ya tenían un ?invitado? que comenzaba a encargarse de la mujer. Más allá hombres solos, bebiendo y mirando el show, entre ellos me llamo la atención uno que no dejaba de quitarle los ojos de encima a mi pareja, esto me enfrentó con el primer sentimiento de celos rabiosos, porque sabia que no era una mirada como puede ser en cualquier otra parte, allí si le dábamos cabida se cogía a mi mujer sin mas trámite, pero eso también lo hacia super excitante. Trate de no prestarle más atención y me enfoque en el show y en mi pareja, que se notaba que estaba algo ?inquieta?, la abrazo le beso el cuello y deslizo mi mano por el interior de su pierna, le toco el sexo sobre la tanga, la beso, me besa y sigue concentrada en el espectáculo.
Se me ocurrió que para que se anime a lo que mi fantasía morbosa esperaba, la debía ir poniendo en clima entonces la comencé a tocar mientras miraba.
- ¿Que haces? - dijo tímidamente.
- Te complemento el placer ? respondí.
- Mmm ¿acá? Nos miran.
- ¿no te excita eso?
- si, la verdad que si, y encima los del escenario la tienen hermosa y le están dando sin asco a la chica...
- entonces déjate...
Le bese solo el cuello y el escote para que pueda seguir viendo el show y le corrí la tanga para tocarle el clítoris directamente y tratar de penetrarla con un dedo, abrió las piernas para facilitarme el acceso, ya estaba mojada. Pero no me dejó bajarle los breteles y me retiró la mano
- No, espera, me vas a hacer acabar, acá no, además se supone que lo haría con otro, hay un tipo que me mira mucho. - dijo.
Tratando de vencer los celos le pregunté:
- ¿Y a ti te gusta? Mira que si quieres lo tienes, a mi me va a encantar mirarte.
- Está bárbaro, encima tiene la camisa desprendida y eso me recalienta. Pero no se si me animo, es un desconocido, no se si entraré en confianza.
- A ti no se te tiene que parar, los nervios no te van a jugar en contra. - le dije.
- Si, me puedo bloquear, si me pongo nerviosa aunque lo hiciese no disfrutaría, me sentiría violada.
- Bueno, recién estabas mojadísima y a punto caramelo, con gente mirándote y todo.
- En una de esa si estuviese sola me animaría más, pero, no se, que me veas coger con otro es raro, es como si estuviese en un examen, que se yo, no lo se explicar. - me planteó.
- Bueno, hagamos una cosa, ve a dar una vuelta, haz de cuenta que viniste sola y haz lo que quieras, anda a charlar con ese de la camisa desprendida asi ya no es un desconocido, después llévalo a un privado y disfrútalo ? respondí.
- ¿Te parece? ¿No te vas a sentir mal? La idea era que me observes e incluso que participes o te cojas a otra mientras me miras como me cogen a mi.
- Dijimos que vamos a hacer lo que vaya saliendo sobre la marcha, yo también voy a dar una vuelta y en una de esas cuando ya hayas entrado en confianza te encuentro ya cogiendo y me uno. - le propuse.
- ¡Ay, que momento! Bueno, probemos. Si me siento incomoda te busco o me voy al auto como dijimos. - dijo preparándose para levantarse.
- Espera, quiero una cosa... - le dije.
- ¿Qué cosa?.
- Quítate la tanga y dámela, yo te la guardo.
- ¿Porqué quieres eso?
- Vamos a hacer de cuenta que simboliza un cinturón de castidad y en este sencillo acto te lo quito para que sientas tu sexo libre.
- Loco, eso me encantó y me recalienta la idea de andar sin nada abajo.
Ella llevaba un vestido muy sexy negro de tela muy suave y liviana, de largo a la mitad del muslo, casi como una minifalda, breteles en los hombros y un escote que se unía por un cordón de tela en el frente y detrás otro cordón que sostenía el vestido por la espalda y ajustaba a cintura, si se desataban ambos cordones el vestido caía dejándola desnuda, elegimos entre ambos ese modelo en un momento de ratoneo de lo que podría pasar, para que sea fácil desnudarla. Debajo no llevaba sostén, solo la tanga negra, de todas maneras con los lazos atados el vestido era muy discreto y no transparentaba nada, solo se marcaban sus pezones al ser la tela tan liviana. En los pies llevaba unas sandalias con un poco de taco. Metió sus manos bajo la falda del vestido y se quitó la tanga ya con una actitud mas provocadora, mostrando en un relámpago sus nalgas a quienes llegaron a mirarla, me la entregó, me beso en la boca. me dijo:
- Gracias por esto, sos mi compañero perfecto. Y espero que no te sientas mal si pasa algo.
Y partió hacia la pista de baile...

(Continuará...)

Comentarios para Perú chicas bonitas

TENGO CURIOSIDAD DE SER PENETRADO POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
LIMA - PERU ESTOY DECIDO EXPERIMENTAR POR PRIMERA VEZ WHATSSAP 925498752 SOY LUIS QUIERO SABER QUE SE SIENTE SI ALGUN VARON SE ANIMA ...
TENGO CURIOSIDAD DE SER PENETRADO POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
LIMA - PERU ESTOY DECIDO EXPERIMENTAR POR PRIMERA VEZ WHATSSAP 925498752 SOY LUIS QUIERO SABER QUE SE SIENTE SI ALGUN VARON SE ANIMA ...
TENGO CURIOSIDAD DE SER PENETRADO POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
LIMA - PERU ESTOY DECIDO EXPERIMENTAR POR PRIMERA VEZ WHATSSAP 925498752 SOY LUIS QUIERO SABER QUE SE SIENTE SI ALGUN VARON SE ANIMA ...
TENGO CURIOSIDAD DE SER PENETRADO POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
LIMA - PERU ESTOY DECIDO EXPERIMENTAR POR PRIMERA VEZ WHATSSAP 925498752 SOY LUIS QUIERO SABER QUE SE SIENTE SI ALGUN VARON SE ANIMA ...
luis cachero
peru - peru hola guapa aver sime agregas mi correo es BETITO110@HOTMAIL.COM cuentame de ti me gustaria conocerte ...
Ezel Omer
Caucete-San juan - Argentina deseo que bajen el video de www.dearsx.Maestra Caucetera 1y todas sus versiones porque perjudica a la dama.en su privacidad ...
perucaliente.net - 2016 Mujeres casadas con webcam buscando hombres para sexo.