Sorpresa explosiva


Infidelidad Sorpresa explosiva
Lo había escuchado tantas veces?

Si no es mucho, sino es un surtidor, si no sacas medio litro.

Cuando iniciaba una conversación caliente con una mujer siempre llegaban a ese punto, intencionadamente o accidentalmente. A el no le parecía que fuera excesivo, pero después de que otras le digieran que de ahí le salia una barbaridad de producto, empezó a creérselo, y a usarlo como arma.

Había conocido una enfermera en el hospital al que iba hacerse unas pruebas. Una mujer joven con curvas que enseguida le excito. Él cambien tubo que ser excitante para ella, pues pronto empezaron a mantener largas conversaciones en las salas de espera. Conversaciones que a solas pasaron a ser realmente calientes y divertidas.

- No puede ser- Comento riendo ella.

- Tampoco se decirte, a mi es lo que me dicen.- Respondió el haciéndose el interesante.- Total en las películas veo casi siempre más.

- No se que decirte, por lo que dices? Yo creo que puede ser casi lo mismo.

Había exagerado un poco, lo sabia, y ella también, pero había mucha confianza al decir que podía llenar un baso de un cuarto de litro. Y había confianza, porque el no había dicho que fuera en solo una vez. Comenzó a reírse para sus adentros.

La situación estaba siendo cada vez más excitante. El no podía parar de imaginarse como seria tener aquel trasero generoso entre las manos. O como sería introducirse en aquel cuerpo, meter la cara entre sus pechos.

Ella tuvo que captarle la expresión lujuriosa de la cara.

- La verdad es que ahora tengo curiosidad.- dijo riendo.

A el se le puso la polla dura como una pierda de golpe. Estaba ansioso por metersela.

- Si quieres probar?. Yo tengo tiempo.

Ella comenzó a mirar en rededor. No había casi gente ese día. Lo normal en los mejores días de verano. Pensó en una sala de poco uso.

- Sígueme.- Le ordeno ella.

Caminaron por un largo pasillo de suelo vinilico verde. Ella le precedía, contoneando sus caderas. Él no podía dejar de mirar su culo, intentando ver más allá de ese pantalón blanco, imaginándose ese trasero del cual solo podía ver unas bragitas de color desconocido sujetas con la libertar suficiente como para verse que no le venían nada pequeñas.
Giraron a la derecha, entraron por una puerta, luego pasaron a otro pasillo con el mismo suelo amarillo, y tras girar otra vez, entraron en un despacho que tenia pinta de consulta, pero con la falta total de instrumentos médicos. Solo había una mesa, tres silla, y una camilla con su correspondiente cortina. No tenia ni ordenador. Lo que si tenia esa pequeña estancia, eran 3 puertas, ninguna con opción a cerrarse.

Ella lo llevo a la camilla, y apoyandolo en el borde, sin darle tiempo a sentarse o tumbarse, corrió la cortina y salto a su cuello para empezar a besarlo.

Tenia unos labios generosos, y una lengua muy curiosa y activa. A la mente le vino como un rayo la idea de como debería ser aquella mujer comiéndola.

Él estaba caso desnudo, mientras ella prácticamente no se había ni desabrochado la bata. Era activa, ansiosa, casi dominante. Le desabrocho los pantalones, y sin pensárselo se metió la dura polla en la boca. Comenzó una actividad frenética de sube y baja, en el que no paraba ni para tomar aire. No dejaba de mirarle para comprobar si le gustaba, sonriendo con la polla en la boca. El estaba como loco, no tardaría en explotar de forma incontrolada si seguía así.

- Quiero comprobar si es verdad lo que dices. Voy a ver si puedo con lo que salga. - Dijo sacándosela de la boca, pero sin parar de masturbarle con intensidad.

Y como si hubiera escuchado sus pensamientos, volvió a metersela en la boca, pero esta vez lentamente, comiendo con mesura y dedicación, recorriendo centímetro a centímetro cada trozo de polla. Se la comió como si el tiempo no importara, como si allí pudieran estar solos durante todo el día. El no podía aguantar, no quería aguantar, cada vez que escuchaba pasos, o una voz fuera, tenia más ganas de explotar y terminar. Pero aquel ritmo era mortal y no permitía que se corriera de forma rápida.
En un momento dado, alguien golpeó la puerta, seguramente de forma accidental, como si transportara algo pesado, pero él no pudo razonar en ese momento e intento escapar. Ella riéndose, no los soltó, al contrario, metió bien adentro la polla en su boca, para que recordara que estaban haciendo.

Por fin perdió la razón y se hundió en el placer intenso que le brindaba y en el foso que creaba el inicio del orgasmo. Intento decirle que parara. Conocía como funcionaban esos orgasmos suyos, y como engañaban. Si ella hacia caso omiso, tendría una gran sorpresa. Le había avisado, y no paró. El perdió completamente la noción del tiempo, ya no había marcha atrás. El orgasmo había empezado, y como siempre que eran tan intensos, sabia que empezaba con una eyaculación leve como una prueba de lo que tenia que venir.

Ella comenzó a tragar aquel primer semen, satisfecha por el triunfo, sin presagiar lo que se venia en cima. Tras una fuerte sacudida, y un grito de placer de él, llego un chorro gordo y potente que le lleno la boca y la dejo sin aire. Intento tragar, pero tras ese, llegaron otros, trago como pudo, pero a mas tragaba, y más lo hacia mayor era el orgasmo de él. Tubo que rendirse y sacarsela de la boca para poder librarse de aquel torrente de semen. Pero volvió a metersela mientras él aun eyaculaba como un a****l.

Termino su trabajo recorriendo todo el tronco, recogiendo lo que había perdido por el camino. Tomo aire, realmente había sido increíble. Pero él parecía no tener suficiente, continuaba con la polla tan dura como al principio. Ahora roja y húmeda, pero igual de dura.

- Yo no he acabado-. Le dijo.

La cogió la levanto, y sentándola en la cama, le quito los pantalones y las bragitas. Metió la cabeza entre sus muslos y comenzó a pasar su lengua entre sus labios inferiores. Tenia muchas ganas de jugar con su coño, comerse aquel clítoris gordo y húmedo. Pero había prisa, no podia entretenerse con aquello, tenia mucho semen que descargar. Él cuerpo de ella tendría que estar pensando lo mismo, pues tubo un fuerte orgasmo enseguida, orgasmo que no se m*****o en ocultar o disimular soltando libremente sus gemidos en alto. Metió el clítoris dentro de su boca para extraer hasta el ultimo gemido de aquel orgasmo, y cuando parecía que había terminado, comenzó a tener uno nuevo.

Cuando acabó ella mismo se metió la polla dentro, y le suplico con la mirada que le diera con todo lo que tenia. No fue un polvo lento de los que se disfrutan, fue uno salvaje en el que los dos buscan el máximo orgasmo en el menor tiempo posible. Él perdía su polla en aquel coño sin fondo, moviéndola buscando zonas inexploradas. Ella gemía sin importarle la circunstancia en la que estaban.

Pero aquello tenia que acabar pronto, y él haciendo un gran esfuerzo, comenzó a darle ritmo a la polla para correrse rápido.

Ella sintió como la inundaban, y como corría el liquido por sus muslos, nunca le habían metido una polla tan grande, ni la habían llenado tanto. La polla se escurrió entre tanto liquido resbaladizo, y uno de aquellos potentes chorros impacto contra su clítoris. Ella se estremeció de placer, pero dirigió la polla dentro para que completara aquel trabajo. No quería que dejara de inundarla nunca.

Cuando por fin pararon, ella se dio cuenta del error que había cometido. Todo estaba lleno de semen, y la camilla mojada o de semen o de sus propios fluidos. Allí no había nada para limpiarse, y ella estaba inundada. Todo estaba manchado a pesar que había intentado tragárselo todo con su cuerpo.

Se puso en pie, vistiéndose, y sintió como el semen fluía desde dentro de su cuerpo. Los dos salieron de allí corriendo, escabulléndose entre los pasillos, los dos oliendo a sexo.

A los dos les iba a costar mucho disimular lo sucedido.

Comentarios para Perú chicas bonitas

miguel
lima - peru soy joven de 27 me gustaria saver tu precio por hora por media unmesaje dekame 991153513 ...
miguel
lima - peru ola preciosa quiero ten r algo riko contigo me gusta un chorro soy de santa anita dekame tunumero mio es ...
Ghiro aaron duque rimaicuna
Piura - Peru Hola soy ghiro tengo edad 22 Busca gorda Donde mercado biblioceta ...
FELIX
LIMA - peru HOLA COMO ESTAN BUENAS TARDES..SOY ROGER TENGO 34 AÑOS ME GUSTARIA CONOCER A ESTA DAMA DEL VIDEO Y SI ES ...
felix
lima - peru busco señoras de 35 a 65 no importa fisico solo mujeres decididas,,discrecion educaion..watssap--924525765 ...
Lucio
huanuco - perú soy. Lucio Valderrama de huanuco busco una relación sería alguien sñta de 18 a 20 mi núm.942759031 ...
perucaliente.net - 2016 Mujeres casadas con webcam buscando hombres para sexo.