PADRE, PADRONE


Infidelidad PADRE, PADRONE Como personajes de una tragedia Griega, se fueron dando las cosas, pero me introdujo en un mundo de placer y lujuria del que no me arrepiento y sin el que no puedo vivir. Soy una gozadora, una hembra que busca y necesita el placer para sentirse viva, sin tabúes y sin restricciones. Va algo de mi historia de vida.

Somos una estirpe burguesa de clase media, mi mamá, mi padre, una hermana un año menor y dos hermanos un poco mayores. Mi padre es abogado de una compañía petrolera del Uruguay y mi madre una señora burguesa que heredo el edificio donde vivimos, criada en los mejores colegios de un patriciado afrancesado de los años 40.

Siempre fui la elegida de mi papaíto. Llegaba al medio día, cuando yo regresaba del colegio y después de almorzar se iba a la biblioteca, colocaba música, un vaso de coñac y un puro. Yo casi siempre iba detrás, le prendía el cigarro, me asentaba entre sus piernas y me instalaba a mirar una revista mientras él jugaba con mi pelo y me acariciaba, envueltos en una nube de humo de tabaco y la música que invadía el salón.

Mis hermanos al colegio, mi madre al club de damas de la iglesia, anticuadas come santos que hacían caridad y se reunión casi todas las tardes en la parroquia. Me m*****aba cuando mi hermana venia a joder porque lo quería todo para mi sola, pero como le m*****aba el humo del cigarro casi no aparecía. A las 4, más o menos volvía mi madre y él se iba a su bufete eso de las 4.30 a atender particular, se despedía de mí hasta la noche con un beso que tenía gusto a macho, alcohol y tabaco.

Si se sentaba en el sillón de tres cuerpos yo me acostaba en su falda con una revista. Avece no nos hablábamos, otras yo jugaba con su barba, mientras él me acariciaba o cantábamos o leíamos.

Fui creciendo pero siempre seguimos con ese ritual, yo me arrodillaba entre sus piernas, con una cerilla le prendía el habano, le servía el coñac y me acurrucaba con él, mientras me masajeaba la espalda y a veces mis tetitas que crecían semana a semana y parecía que algo las succionaba para que se salieran de mi cuerpo y se pusieran turgentes.

A veces me desprendía un botón de la camisa del colegio y jugaba con mis pechos sobándolos con dulzura o se ensañaba con mis pezones que me ardían toda la tarde.
Eso me encantaba, ese picor mescla de sufrimiento y goce, me tornaban desequilibrada. Es mas comencé a desprenderme uno o dos botones para que la vista de mi aureola lo llevara a sus caricias más intensas y deliciosas. Ya no eran disimulados roces y amarracos, era una sobada de pechos divina. Yo me sentía su nena predilecta y lo disfrutaba..

Pronto fui una mujer, mi falda se acortaba, tomaba conciencia de mis coqueteos en el colegio y por la calle los hombres me miraban con deseo y mis muslos se ponía poderosos y la niña dejo paso a la mujercita. A una hembra que gusta de excitar y de que la miren y deseen.

Nuestros juegos lúdicos nunca habían pasado de esa ralla, solo una vez mi padre había jugado con mi conchita y había introducido un dedo en mi vagina como al pasar y lo retiro enseguida como que le dio vergüenza.

Tenía una secretaria muy bonita, una veterana que había contratado hacia unos meses, un día que entre a la oficina los encontré teniendo sexo, ella inclinada en el escritorio y mi padre detrás de ella con su garrote introducido entre sus piernas, eran tantos los quejidos del placer que no se dieron cuenta cuando abrí la puerta y entre. Fue un momento extraño estaba infraganti y con otra mujer, no era yo su preferida pensé. Los tres hicimos como que no había pasado nada y nunca se hablo del tema.

Desde ese momento me fui cebando y hacia lo que se me venía en gañas. , mi padre entraba al baño y justo se me antojaba hace pis. Quería ver su miembro. Al otro baño Martita - me decía ? y yo le contestaba está ocupado papucho, está ocupado. Pronto fue normal, el enjabonaba su cuerpo y yo absorta miraba su órgano inmenso, el se lo enjabonaba despacio y se iba poniendo grande a 40 centímetros de mi carita absorta. Un día le pedí para enjabonarlo, después de la sorpresa me dio el jabón y me dijo dale bebe?

Que placer, tome la pastilla y fui directamente a su pene, sentada en el wáter, comencé a frotar el jabón en el glande y después en todo el miembro hasta los huevos. Mis manitos resbalaban en esa boa que me tenía hipnotizada, así - me dijo él - y me indicó lo que tenía que hace mi mano desde la cabeza al tronco, flotando y apretando suavemente. Mas fuerte - me reveló - , más fuerte mi nena, yo me esmere, la friccioné absorta y mi carita y la de papi, dejaba ver la calentura que teníamos y como me agradaba eso, la leche empezó a brotar a borbollones hasta salpicarme la carita por la fuerza que broto.

Que placer, esa simiente me había dado vida, -la leche siempre se toma ? me dijo ? en un susurro yo me enjuague las manos para sacarles el jabón y comencé a juntarla con mis deditos y depositándola en mi legua.
Esa lección la aprendí para toda la vida.

Esa jornada todo aconteció. A mi madre le habían llegado rumores del romance con la secretaria, así que el almuerzo fue una pelea continua, mi madre agarro a mi hermana de un brazo y se la llevo de tiro para la parroquia. Te dejo a tu mimosa - grito desde la puerta ? que te haga ella el café, dando un portazo.

Nos quedamos solos en el apartamento. Pasa llave a la puerta me ordeno él. Fui a la puerta y la tranque. Nos encontramos en el escritorio. Los dos temblábamos y sabíamos lo que iba a pasar ese mescal de cosa prohibida y codicia aguantada por mucho tiempo. Jadeábamos al abrazarnos y una electricidad no recorría la medula espinal.

Mi padre saco su miembro y me arrodille, sin que me ordenara nada, necesitaba sentir su miembro en mi boca con una suave caria en el cuello y me influyo hacia esa verga tan deseada. Yo no era virgen, m e había iniciado ese verano con el abuelo de mi amiga que me había hecho chuparle la verga y tomarme su leche. Así que la engullí con mi boquita y comencé a succionarla con deseo y pasión. Me fue diciendo lo que quería con susurros, no ordenes, más bien me rogaba.

Eso Martita, eso, mama más fuerte, - me decía ? eso de la cabeza hasta el tronco mi amor. Su miembro crecía y las venas parecían que iban a detonar, la apreciaba pulsar en mi boca. Afanosa y pletórica de placer yo me deleitaba con la realidad de sentirme señora de su órgano y sus apetitos más exaltes. El me había dado existencia con su simiente y yo le daba vida con mi boca.

Me acarreo al sillón, yo ya despojada de ropa con mis mamas al aire que el sobaba y chupaba con ímpetu, me sentó, se postro y apartó mis piernas, su boca se poso en mi vagina y emprendió a sorber, Dios que complacencia, apreciaba como me descendían los fluidos a chorros y el bebía y lamia mi vagina como enajenado, sobando mi clítoris con sus dedillos. Sentí que me daba una palpitación incontrolable y disfruté un éxtasis inmemorial, mi padre patrón de mi vagina y yo feneciendo como su puta secretaria o como mi Madre, tantas veces había fantaseado ser su mujer y estaba ocurriendo. .La convulsión me arqueo y sentí un estremecimiento en toda mi espina dorsal.

Acaeció entonces la perfección excelsa de ser penetrada. Su verga que me parecía gigante, ingreso en, mi organismo como un cuchillo caliente en mantequilla, Sin esfuerzo, sin m*****ia lo apreciaba avanzando adentro de mí hasta el tronco. Mi carita con un gimoteo celestial expreso el encanto que sentía. Habitaba toda adentro mío, estaba todo íntimamente en mi ser.

Emprendió un embute y sacada rítmico que me trasportaba del edén, al abismo sin escalas, lo abrigaba deslizarse dentro de mí y le goce de la fricción en las murallas de mi vagina me dejan sin resuello, eso Padrone le imploraba, entre lloriqueos, clamores y gritos de hormigueo y encanto.

A medida que se aumentaba el ritmo creía que su miembro estaba mas y mas duro y mi vagina más dilatada, en aquel momento su cara se desfiguro y arrojo un grito sublime de devoción y furor, a borbollones una entidad se movía en el interior de su pene como si tuviera vida y escapo de su miembro. Un rio de líquido desbordado anego mi vagina y me aquietaba el ardor de la fregada y el sobe desaforado. El esperma lleno todo mi canal, casi sin sentido mareada por la intensidad el, instante me doblaba sin parar en estremecimientos eternos, en mis piernas, mi útero y mi vagina, lloriqueaba, berreaba y clamaba de delicia.

No quedamos los dos abrazados por un rato, como en otro mundo. No pensamos jamás en que habíamos cometido i****to y era pecado para la sociedad puritana, se dio lo que se debía dar, yo lo deseaba y lo provocaba desde pequeña.

Entramos desde ese día en un mundo maravilloso de sexo y lujuria que les iré narrando. Y que recién 36 años después puedo contar y revivirlo con placer.




Comentarios para Perú chicas bonitas

alfredo
ica - peru chika gordita escribem ami wadsasd para ubicarnos 959486812 ...
alfredo
ica - peru busco chika de cualqier edad para tener mucho sexo soy ing pesqero dejo mi celu 959486812 nm yames solo escribe ...
949947707 YO MATHIAS 25 AÑOS,SOY UN CHIBOLO GAY PASIVO,DISCRETO,CALETASA,GUAPO,BLANCO,LAMPIÑO,CULOMMM FORMADO,MAMONASOOOOO,VIVO SOLO TENGO LUGAR AV.28 DE JULIO 1990 CUADRA 19 LA VICTORIA 949947707.....EN BUSCA DE UN VARON ACTIVO DE CUALQUIER LUGAR Y EDAD CACHERASOSSSSS.
Lima - Peru MI CELULA ES 949947707. YO MATHIAS 25 AÑOS,SOY UN CHICO GAY PASIVO,ISCRETO,CALETASAAAAA,GUAPO,ATLETICO,DEPORTISTA,CULOMMMMM,MAMONASOOOOO,ME GUSTA LA PINGAAAAA COMO CHUPETINNNNN. SOY UN CHICO AGRADABLE,CARIÑOSO,CHEVERE Y ...
Martin
Lima - Peru Hola señorita madurita. Seria un gusto cumplir sus fantasias tengo 19 años le dejo mi numero si desea hablarme al ...
tomas
puno - peru ami hasne un oral contacte face torretomas793@gmail.com¡¡¡¡ ...
tomas
peru - peru aqui mi face hare lo que desees torretomas793@gmail.comn ¡¡¡¡¡ ...
perucaliente.net - 2016 Mujeres casadas con webcam buscando hombres para sexo.