Mi primera mamada (sirky)


Infidelidad Mi primera mamada (sirky) Empecé a vestirme de chica durante mis años de instituto. Normalmente me probaba cosas que había encontrado o que había robado: medias, maquillaje, tangas... Me encantaba la sensación y el mirarme en el espejo: sentirme sexy. Pese a ello, no me atraían los hombres y no me sentía gay. En el instituto, un curso, conocí a un chico que tenía algún año más que yo. Solíamos ir a su casa para jugar a la videoconsola y también solíamos quedar para jugar al futbol o montar en bici.

Como es lógico a esas edades, de vez en cuando hablábamos de sexo, sobre todo desde que comezó a salir con una chica. Al final un día acabamos viendo porno en su cada. Yo solía tener alguna que otra revista, pero ningún vídeo, así que era maravilloso ir a su casa para jugar a la play y luego ver algo de porno. Nos masturbamos varias veces antes de que un día me propusiera pajearnos mutuamente. Según decía, su chica aún no le había tocado porque decía que era muy tímida y que eso le daba asco. Sinceramente la idea de que me tocara la polla no me hacía gracia, la suya era mucho más grande que la mía. No demasiado larga, pero bastante ancha. Lo había notado con la mirada anteriormente, y cuando empezamosa tocarnos, lo noté con mi mano. Acostumbrado a coger una polla pequeña, su polla en mi mano se notaba muy diferente. Creo que debió de aburrirse de mi polla, porque a los pocos minutos paró de pajearme. La verdad es que lo agradecí porque me daba mucha vergüenza. Yo continué, notando como aumentaba el calor con el roce de mi mano y como se le ponía muy muy dura. Estabamos los dos mirando la película, pero de reojo yo me fijaba en su polla dura y en su cara de placer.

Una de las veces que me dio por mirarle el pene me pilló con su mirada, sonrió y me pidió que le diera un beso en la punta. Podría haber pensado mil cosas, pero en lo único que pensé fue en que su novia no le había hecho nada parecido y que, por lo tanto, yo iba a ser la primera persona. Acerqué mis labios a la punta de su pene y lo besé varias veces. Después de mirar su cara de placer, me pidió que se la chupara, pero le dije que no y seguí masturbándole hasta que acabó en un pañuelo.

Durante las semanas siguientes no volví a su casa, ya que sentía muchísima vergüenza por lo que había hecho. Aún así, seguí vistiéndome con ropa femenina cada vez que me quedaba solo en casa, imaginándome que mi amigo me pillaba por sorpresa.
Al cabo del tiempo volvimos a la normalidad de las quedadas para jugar y ver porno, hasta que un día me pidió que le masturbara. Solo el hecho de que me lo pidiera me hizo sentir un cosquilleo por todo el cuerpo, así que como respuesta le acaricié la polla con mi mano y empecé a pajearle. No tardó mucho en pedirme que se la besara, así que acerqué mis labios a la punta de su pene y le di unos mesos. Pero cuando estaba apunto de apartarme, me empujó suavemente de la cabeza e instintivamente abrí la boca. La punta de su miembro entró entera en mi boca, y aprecié el fuerte sabor que tenía. Pasé mi lengua por la punta de su polla humedeciéndola, lo que hizo que soltara algún gemido. Al notar que mi lengua provocaba esa reacción, comencé a moverla más, dándole lametazos a esa punta tan sabrosa.

Como había visto en las películas, comencé a pajearle con mi mano mientras le dama lametazos en la punta y mientras, de vez en cuando, trataba de succionar suavemente la parte superior. Sus gemidos iban en aumento, y la presión de su mano en mi cabeza aumentaba ligeramente, así que traté de meter en mi boca un poco másde su polla. Creo que apenas llegué a la mitad, y de vez en cuando le tocaba sin querer con los dientes, pero seguí chupándosela y masturbándole.

Al cabo de unos minutos noté que empezaba a moverse en su asiento y que cada vez gemía más, hasta que repentinamente noté un chorro de semen en mi boca. Se notaba muy caliente y bastante espeso, y tenía un sabor muy fuerte, mucho más que el sabor de la polla cuando comencé a chupársela. Me dio mucho asco y me aparté rapidamente, aunque seguí masturbándole hasta el final. Por muy obvio que pueda parecer, mientras estaba con mi boca en su polla no caí en la cuenta de que podría llegar a correrse y, en cualquier caso, pensé que llegado el momento me avisaría para apartarme. Cogí un pañuelo y escupí todo el semen que pude en él, pero eso no hizo que dejara de saborearlo. Le pedí un vaso de agua para quitarme el sabor, pero se negó diciendo que no me lo merecía por haberme apartado, así que tuve que volver a casa con el sabor de su semen en mi boca.

La verdad es que, en los siguientes días, me imaginé varias veces como hubiese sido seguir chupándosela hasta el final y cómo hubiese sido sentir todo su semen caliente en mi boca. Algo que descubrí más adelante, pero no ese día.

Comentarios para Perú chicas bonitas

manuel erazo
lima - peru Soy chico venezolano de 33 anos en busca de chicas para sexo informacion al wassappt mi numero es +584264766113 ...
miguel
lima - peru soy joven de 27 me gustaria saver tu precio por hora por media unmesaje dekame 991153513 ...
miguel
lima - peru ola preciosa quiero ten r algo riko contigo me gusta un chorro soy de santa anita dekame tunumero mio es ...
Ghiro aaron duque rimaicuna
Piura - Peru Hola soy ghiro tengo edad 22 Busca gorda Donde mercado biblioceta ...
FELIX
LIMA - peru HOLA COMO ESTAN BUENAS TARDES..SOY ROGER TENGO 34 AÑOS ME GUSTARIA CONOCER A ESTA DAMA DEL VIDEO Y SI ES ...
felix
lima - peru busco señoras de 35 a 65 no importa fisico solo mujeres decididas,,discrecion educaion..watssap--924525765 ...
perucaliente.net - 2016 Mujeres casadas con webcam buscando hombres para sexo.