Mara y yo PARTE 2ª


Infidelidad Mara y yo PARTE 2ª [SEGUNDA PARTE]

Mientras nos fumábamos lo que quedaba de aquel cigarrito de marihuana, mi polla permanecía dentro de su coño, bien adentro, tan adentro que podía notar el final del camino, lo estaba rozando con la punta.
Estábamos tumbados de lado mirándonos a la cara, ella recostada sobre su hombro derecho, yo sobre mi izquierdo. Me rodeaba con sus piernas, una de las mejores posturas para follarla hasta al fondo. Me acariciaba la cara, el pelo y la nuca. Ella estaba encantada, yo también, me la apretaba muy fuerte desde dentro de su ser.

Habíamos esperado durante mucho tiempo vivir aquel momento, y era genial porque mi cuerpo estaba reaccionando muy bien, mi polla no se venía abajo, mantenía una intensa erección y yo apenas sentía cansancio. Me latía muy fuerte el corazón. Mi rabo no podía albergar más sangre, lo notaba gigantesco. Podía sentír fácilmente mi pulso, y también el suyo.
Mara despertaba en mí unas sensaciones extrañas, mirarla a los ojos mientras me movía suavemente en su interior me daba enorme placer, algo mayor de lo que nunca hubiera sentido con nadie más. Yo mismo me mordía el labio de abajo mientras la miraba, era algo instintivo, la lujuria me dominaba y había cosas que no podía controlar. No iba a parar de follármela en todas el tiempo que nos quedara en el hotel. Le iba a hacer de todo, me sentía tan poderoso...

Seguíamos moviéndonos muy suave, me vuelve loco sentir tanto placer, me gusta mucho hacerlo así. Volvimos a besarnos. Sin dejar el dulce movimiento de caderas al unísono mientras tanto. Jugamos con aquel interminable beso durante mucho tiempo, era tan suave, húmedo y caliente... que no queríamos que terminara nunca. Ella no paraba de gemír, estaba gozando como una perra. Parecía imposible pero cada vez nos excitábamos más. El beso subió en intensidad, me empezó a morder los labios, a succionármelos y lamérmelos con fuerza, me buscaba la lengua y yo le iba a dar todo lo que me pidiera.
Solo paré de besarla exhalar de placer mientras apretaba sus enormes pechos contra el mío, rozando sus pezones contra los míos? yo no estaba preparado para eso, ¡oh dios!... mis pezones? era un placer indescriptible. La agarré fuerte de las tetas y la miré a los ojos. Fue entonces cuando me soltó? ?Fóllame tan fuerte como puedas?. Vaya si lo iba a hacer...

Así que saqué mi polla de su coño y me puse de pie. Las sábanas estaba empapadas. Me miré la polla un momento y me quedé asombrado. Nunca había llegado a ese tamaño en mi vida. Si habitualmente estoy en 19 cm, pasaba de 20 con facilidad. El capullo estaba completamente enrojecido, palpitaba, también había venas que parecían reventar en el tronco. Cogió mi polla con maestría y se la metió inmediatamente en la boca, entera, de una sola vez. Me acarició los huevos con la mano mientras me miraba con ojos de gata. Tenía el pelo empapado. Sudábamos los dos. Abrí ligeramente mis piernas buscando un punto de equilibrio más acomodo al estar de pie. Pensó que le daba mi culo y se llevó la mano a acariciarme el agujero. No dije que no. Chupaba y me acariciaba atrás. Todo estaba extremadamente húmedo y era sumamente placentero.
?¿No querías que te follara fuerte??. Asintió como pudo, con mi rabo dentro de su boca, casi en la garganta. Retiré mi polla de su boca mientras puso los labios como si fuera un chupachups, no dejaba pasar oportunidad para darme placer.

?Date la vuelta, ponte a cuatro patas? Obedeció, mientras no paraba de rogarme que la follara muy fuerte. Se me escapó una sonrisa pícara. Entonces la puse de tal manera que apoyara su cara contra el charco de fluidos que habíamos dejado en la cama y me coloqué detrás de ella. Mejor de pie que de rodillas, tendría mejor ritmo y podría llegar más adentro. Estaba totalmente expuesta para que la destrozara.
La cogí por las caderas y no esperé ni un segundo para penetrarla. Llegué hasta el fondo, la apreté muy fuerte contra mí, como para traspasarla. Primero soltó un grito muy fuerte. ?No te pares, no te pares? me dijo a continuación medio suplicando? Y empecé el bombeo. A cualquier otra chica, o a ella misma sin ese nivel de excitación y de dilatación vaginal podía haberle hecho mucho daño. Pero Mara tenía la vulva tan hinchada y tan rebosante de fluidos que todo era perfecto. Comencé a envestirla firmemente hasta el fondo, intentando salir lo más afuera posible sin sacarla del todo y volviendo a entrar con decisión y firmeza, a un ritmo bastante rápido, era lo que me pedía el cuerpo. Gemía como una loca, y yo también, para que nos vamos a engañar. Me encantaba lo que estaba viendo, mi perspectiva era inmejorable.

Tenía empapada la espalda, se apretaba las tetas con fuerza y se tocaba los pezones. Yo disfrutaba muchísimo mirando como entraba y salía mi polla de su coño, veía como brotaban sus fluidos y caían sobre la seda roja de la cama, notaba a la vez gotitas salir de su interior golpear contra las sábanas, contra sus muslos y contra mis piernas. Era súper excitante, aún lo es mientras lo estoy relatando. La agarraba con fuerza por el culo y ella chillaba sin parar, se había empezado a frotar el clítoris con fuerza y salpicaban muchas más gotas de flujo. Con la mano derecha empecé a jugar con el agujero de su culo. Aproveché la lubricación de su sexo para acariciar con mi dedo pulgar su ojete. Se lo metí solo un poquito y decidí bajar la intensidad de la follada, quería comprobar cómo se movía por si misma sin mi ayuda, si su virgen culo querría recibir mi dedo. Y por supuesto que quería. Buscaba que entrara con ansia, se impulsaba con fuerza hacia atrás y hacia arriba y se lo metí. Aumenté el ritmo de bombeo y empezó a anunciar a gritos que se iba a correr. Yo iba a hacerlo también, estaba que no podía más. Seguía acariciando su ano y follándola con fuerza, ya estábamos fuera de control.

Mara empezó a gritar ?Me corro!!! me corro!!!!!? y después se acabaron las palabras, solo gritaba cada vez más y más fuerte. Para entonces ya tenía todo mi pulgar dentro de su culo y con la mano izquierda no pude evitar darle un manotazo en la nalga. ?SIIIIIIII? dijimos casi a la vez, cuando de pronto noté como empezaba temblar. En ese momento retiré mis manos de su culo y la volví a agarrar de la cadera para sujetarla. No paraba de temblar y gritar totalmente fuera de sí. Entonces fue cuando se incorporó, levantando la cabeza y arqueando la espalda. Tenía sus senos a mano y los agarré. Estaba más adentro que nunca sujetándola fuerza por sus enormes y suaves tetas, con los pezones súper excitados entre mis dedos. De repente empecé a notar como llegaba su gran orgasmo.
Comenzó a salir un montón de líquido de su vagina, mientras ella no paraba dar gritos. Estuvo un buen rato corriéndose. Yo me volvía loco. En ese momento no pude hacer otra cosa que llegar al orgasmo yo también, soltar todo mi semen dentro de ella. Grité tan fuerte como pude. Fue genial. Mara se volvió a correr por segunda vez. Esto me lo dijo más tarde, yo estaba teniendo una experiencia prácticamente ex corporal. Vertí semen durante muchos segundos, fue la leche (y nunca mejor dicho).

Giró la cabeza y me miró con la mayor cara de lujuria que nunca había visto. Me sonrío. Se echó hacia delante sacándose mi polla de su interior, pasó la mano por su entrepierna para llevársela a la boca y relamerse los dedos. Estaba flipando, me encantaba. Entonces me dijo: ?te tengo que limpiar bien esa polla?. Y eso hizo, me limpió con la boca la polla y los huevos, me encantaba, le acariciaba el pelo y la cara mientras tanto, había sido el orgasmo más intenso de mi vida. La ayudé a incorporarse y nos volvimos a besar suavemente.

-Vámonos al jacuzzi a pegarnos un baño, nos vendrá bien relajamos un rato. Luego podemos pedir algo de comer.


(Continuará?)

Comentarios para Perú chicas bonitas

Busco hombre de mas de 55 hasta 62 Mendoza - Mendoza Barrio: GODOY CRUZ - Argentina
bUSCO UNA amistad AL PRINCIPIO, Y SI SE PUEDE UN COMPAÑERO DE RUTA, SOY RUBIA, MIDO 1,52  CONTEXTURA NORMAL, TRABAJADORA, SIMPATICA, ROMANTICA, NECESITO QUE NO TENGA RELACIONES NI COMPROMISOS.- ANITA
Busco sexo con hombre ardiente e insaciable como yo Capital Federal - Capital Federal - Argentina
Chica sexy, adicta a la sensualidad y con un cuerpo perfecto que te volverá LOCO de PASIÓN. Soy Miluska y quiero conocer un chico ARDIENTE e INSACIABLE como yo, que disfrute el SEXO INTENSAMENTE. Por mi seguridad sólo podrás contactarme en mi comunidad de RELACIONES OCASIONALES. ÚNETE en mi web y vivamos momentos de placer inolvidables. www.amanteocasional.com
QUIERO SER PENETRADO POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
Lima - Peru ESTOY DECIDIDO DEJARME PENETRAR POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE MI WHATSAPP 976059558 SOY RICHARD SI ALGUN VARON ...
QUIERO SER PENETRADO POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
Lima - Peru ESTOY DECIDIDO DEJARME PENETRAR POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE MI WHATSAPP 976059558 SOY RICHARD SI ALGUN VARON ...
QUIERO SER PENETRADO POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
Lima - Peru ESTOY DECIDIDO DEJARME PENETRAR POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE MI WHATSAPP 976059558 SOY RICHARD SI ALGUN VARON ...
Carlitos
Juliaca, Puno - PERU Un baboso el que cacha a la hembra, le hace feliz y le manda lisuras, huevonaso de mierda. ...
Alexander
Lima - Peru Hola escríbeme al Whatsapp 933074242 para poder establecer una cita para hacerte sentir en la cama tengo 25 años ...
Andersson
Lima - Peru Ola tengo 22 añito y busco madura para pasarla bien no importa la edad 944267044 ...
perucaliente.net - 2016 Mujeres casadas con webcam buscando hombres para sexo.