Las locuras de mi sobrina Florencia ( Capítulo IV


Infidelidad Las locuras de mi sobrina Florencia ( Capítulo IV La relación i****tuosa con mi adorada sobrina Florencia, comenzó a tornarse más frecuente y apasionada. Ella había conocido el verdadero placer del sexo conmigo, le había tomado el gusto y se volvió una adicta. Yo era su víctima y el beneficiario de esa locura. No me quejaba, al contrario, estaba feliz y dichoso con poder acostarme con una mujer mucho más joven que yo que además tenía el condimento morboso de ser mi sobrina política.

Por otra parte, como consecuencia de la frecuente práctica sexual que gozamos, creo yo, mejoró mucho físicamente y también de carácter. Como me lo confirmó luego, había aumentado un par de kilos, que se le distribuyeron en el culo y en las tetas. Ambos lugares lucían mucho más atractivos para mi deleite.

A pesar de ello, mi gran temor a ser descubiertos y al consiguiente escándalo familiar, me tenía preocupado. Yo procuraba que esa relación fuera lo más discreta posible, pero Flor a veces se salía del libreto. Contaré aquí algunas de sus locuras.

Su padre de una muy buena posición económica, tenía y tiene una hermosa casa de fin de semana en las afueras de la ciudad, adonde acostumbraba hacer eventos familiares a los cuales estábamos invitados varios de la familia. Casa inmensa con piscina y una gran parrilla, eran los atractivos que nos convocaban.

En esas reuniones, y siempre a riesgo de ser vistos por alguien, Florencia se solazaba en tocarme la picha cada vez que quedábamos solos. Y no solo eso, recuerdo que muchas veces nos cruzábamos y me entrega disimuladamente sus tangas mojadas. Me decía?para que no te olvides de mí... Para que las huelas y me sigas deseando?Pero su audacia no terminaba allí, recuerdo un par de ocasiones donde su audacia nos llevó más lejos.

En una oportunidad, su padre me pide bajare al sótano y buscar de su bodega unas botellas de vino para acompañar el almuerzo. Ni lerda ni perezosa, Florencia se anotó para acompañarme. Cuando llegamos al sitio, me ubicó en un lugar donde no podíamos ser vistos si alguien nos buscaba, me bajó muy rápido la cremallera del pantalón, se apoderó de mi verga y empezó a darme una mamada espectacular. Sus manos jugaban con mi picha en una delicada paja mientras su boca engullía mi miembro para chuparlo con desesperación mientras me decía entre mamada y mamada?Que cosa linda, mira como le gusta lo que le hago que ya se pone dura?Vos estás loca Flor, mira que puede venir alguien?le decía mientras poco a poco empezaba a sentir el goce de ese juego. Ella, ajena a todo y concentrada en su labor me acariciaba los testículos y seguía chupando. Los nervios de la situación no me dejaban concentrarme y mi eyaculación se demoraba, no obstante las caricias eran tan placenteras que terminé llenándole la boca con mi leche, que bebió toda sin dejar una gota. Se levantó y me dio un tremendo beso acompañado con mi propio semen mientras decía?Si no te la chupaba hoy, me moría?

En otra ocasión, estábamos casi todos en la piscina, pero a poco todos se fueron retirando para tomar la merienda y nos quedamos solos. Próximo a la piscina estaba el vestuario donde mujeres y hombres, en recintos separados, nos cambiábamos para no mojar la casa. Al encontrarnos solos, dejó pasar unos minutos para visualizar el panorama y guiñándome el ojo me invita a pasar al vestuario. Tan pronto llegamos se quitó el bikini y me dijo?Quiero que me la metas papito, te deseo tanto?Realmente no sabía qué hacer, ella me tenía acostumbrado a esas provocaciones, pero eso ya era lo máximo. El deseo me ganó y apoyándola en una mesa que había, le empecé a frotar mi verga en raja hasta que la sentí dura y se la metí. Yo creo que no habrán pasado más de cinco minutos que me parecieron eternos, pero logré acabar derramándome con todo lo que tenía. Chorreando mi semen por sus piernas corrió a las duchas tirándome besos y palabras de agradecimiento. Temblándome las piernas por el polvo y el peligro que habíamos pasado, tardé un rato en ducharme.

Lo más audaz sucedió cuando se cumplía un año del comienzo de nuestros amoríos. Por razones de trabajo tuve que viajar al interior del país por una semana. Había trabajado muy duro los tres primeros días, y precisamente el miércoles, llegando al hotel como a las 8 PM, el conserje me entrega un mensaje, que inmediatamente reconocí en él la letra de Florencia. El mismo decía?

Hola amor, estoy esperándote en la habitación 403, justo en el mismo piso que la tuya. Te espero ansiosa, por favor no te demores?.

Sorprendido por el mensaje, apuré mis pasos y toqué a su puerta. Si el mensaje me había sorprendido, cuando abrió la puerta y la vi, quedé estupefacto. No era Florencia, era una diosa encarnada en el cuerpo de Florencia. Lucía un baby doll transparente color ocre, sin corpiño y una tanga mínima del mismo color. Peinada con el cabello recogido hacia atrás y maquillada como para filmar una película. Una verdadera diosa de belleza. Al verla quedé paralizado y con la boca abierta sin atinar a decir nada. Después de cerrar la puerta y colgar el cartel de No m*****ar, fue ella la que rompió el silencio

? Hola mi amor, quise darte una sorpresa, te gusto?
? Que haces aquí? Cuando llegaste? Dije imprudentemente
? Ay papito, no te agrada verme? Estás enojado?
? No Florencia, estoy sorprendido porque nunca me imaginaba verte aquí, y menos con esa figura tan despampanante.
? De verdad te gusta cómo estoy?
? Gustarme es poco, me estás volviendo loco, mi chiquita. Ven, dame un beso.

Nos abrazamos y nos fundimos en un beso brutalmente hermoso durante unos minutos. Me tomó de la mano y me llevó al sillón de la suite.

? Como se te ocurrió venir? Pregunté
? Vos me habías dicho en donde te alojarías y como hoy hace un año exacto del comienzo de nuestro amor, se me ocurrió que debíamos festejarlo, te parece mal?
? No mi amor, estoy muy complacido y avergonzado por no haber reparado en la fecha. Me disculpas?
? Claro tontito, por eso estoy aquí. Para festejar acá tenemos champagne y unos tentempiés, porque me imagino que ahora tendrás hambre, y luego más. Además, hoy haremos de cuenta que es nuestra noche de bodas, te parece? Por lo tanto me tienes que tratar como si fuera la primera vez.
? Totalmente de acuerdo y ahora brindemos por nosotros.

Brindamos por nuestro primer aniversario y alcanzamos a comer algo, pero el apetito sexual reclamaba otra satisfacción, la pasión. Ya relaté como estaba vestida, olvidé comentar que de todo su cuerpo emanaba un suave perfume embriagador que me envolvió y desató mi lujuria. Dejé de lado el cansancio que traía y la invité a ir al dormitorio. Nos volvimos a besar con intensidad y durante unos minutos, mientras nuestras manos acariciaban nuestras partes íntimas Con todo el cariño de que era capaz, me desvistió dejándome completamente desnudo, y donde mi verga, dura y empinada, reclamaba acción.

Me miró a los ojos y me preguntó

? De verás te gusto? Me vestí con ropa de noche nupcial para agradarte.
? Realmente estás hermosa. Cada día te quiero más, mi chiquita.
? Cómo me gusta cuando me llamas mi chiquita, me hace sentir más tuya.
? Es que eres mía.
? Y yo quisiera que fueras para mí solamente, y a veces me pongo muy celosa
? Lo que tienes que saber es que contigo paso los mejores momentos de mi vida.
? Y yo también. A veces me olvido que eres mi tío y te siento como mi novio.
? Vamos a la cama? Invité.
? Vamos.

Le quité el baby doll y la mini tanguita que llevaba, la recosté en el lecho, y la volví a besar en la boca con toda la intensidad de mis labios y lengua. Estábamos acostados uno junto al otro abrazados, y comencé a acariciar su cuerpo. Mientras besaba su cuello, mis manos se deslizaron por su espalda bajando hasta su cola. Con pasión masajeé sus nalgas deslicé mis dedos por su raja para detenerme en su hoyito y luego en su vagina. Flor me respondía con besos, suspiros y gemidos y palabras amorosas, hasta que cruzando su cuerpo mirando en dirección a mis pies, tomó mi verga y se la llevó a la boca para hacer con la misma una suave paja, mientras refregaba sus tetas en mi pelvis. De la suave paja pasó a lamer el glande con su traviesa lengua y luego a chupar con pasión, hasta que le pedí que se detuviera para no correrme.

El siguiente paso fue un delicioso 69 que nos unió por un largo rato. Con el desenfreno que su mamada había desatado en mí, ataqué su vagina con todas mis armas. Boca, labios, lengua y dedos, sacaron turno para jugar con ese regalo del cielo. A pesar de que ya había degustado esa panocha en anteriores ocasiones, verla y sentirla otra vez, era nuevamente un placer celestial. Enmarcado por unos labios finos y en forma de alas de mariposa, el rosado de su interior, su textura, su suavidad, como así también el aroma y sabor me enloquecían. He degustado muchas vaginas en mi vida pero la de mi sobrina era única por su textura, forma y calidez. Volví a recorrer su interior lamiendo cada pliegue, sus labios y ese clítoris pequeño pero sabroso. Florencia dejó mi miembro para concentrase en su goce. Los ojos cerrados, labios apretados, el cuerpo tenso acompañaban a gemidos de placer que anunciaron el primer orgasmo de la noche.

Cuando se repuso del orgasmo, volví al ataque. Ahora se trataba de follar porque mi verga quería acción. Lo hicimos de todas las maneras conocidas. Empecé con ella de espaldas y yo sobre ella, luego a la inversa, como perritos, ella boca abajo y yo montándola arriba, acostados en forma de cuchara, para acabar en la mejor posición a mi gusto que es ella de espaldas con sus piernas arriba de mis hombros y una penetración a fondo. Mis embestidas eran continuas hasta que anuncié mi venida y nos corrimos en sendos orgasmos simultáneos, intensos y duraderos. Aunque parezca repetido, fue algo sensacional por la comunión de sentimientos, deseos y porque no, también de amor. Fue un hermoso comienzo de la ¨noche nupcial ¨ qué Florencia había deseado.

La locura pasional tuvo un breve receso que aprovechamos para higienizarnos y reponer energía con algunos pasa bocas y unas copas de champagne.

? Sabes una cosa? Me dijo?Cada vez que me haces el amor me gusta más. Lo encuentro delicioso y tremendamente excitante Te juro que no me cansaría nunca en ser tuya, y esta noche mucho más.
? Flor de mi vida, a mí me pasa lo mismo. Cuando estoy contigo me siento un pibe de 20 años.
? Para seguir la fiesta compré algo para matizar un poco?me dijo
? Que compraste?
? Mira Nacho?trajo un paquete que abrió en donde venían un dildo en forma de picha de regular tamaño, al menos de tamaño similar a la mía, y un vibrador?
? Bienvenidos! Con estos aparatos nos vamos a divertir mucho más. Ya los probaste?
? No papito, están sin estrenar. Tú serás el primer usuario y yo la víctima. Me imagino que sabrás qué uso darle.

Dicho lo anterior marchó al dormitorio, y de allí me invitó a seguirla. Al llegar, la encontré desnuda en medio de la amplia cama abriendo los brazos como reclamando mi presencia. Me demoré unos momentos observándola. Un cuerpo joven, apetecible, con sus tetas luciendo unos pezones que ya estaban tiesos apuntándome. Toda una belleza que el destino había dispuesto que fuera mía.

Me senté junto a ella, acaricié su cara y tomados de la mano marchamos al segundo tiempo de nuestro encuentro sexual. Acostados, después de reiniciar la sesión de besos, Florencia tomó entre sus manos uno de sus senos y me lo ofreció para mamar. Era un menú que no podía desaprovechar, y menos ahora que esas tetas habían crecido en tamaño. Me ensañé con ellas y lamí y chupe hasta que mi boca pidió un respiro. Flor aprovecho la pausa para adueñarse de mi picha y comenzar otra sesión de mamada. Con el paso del tiempo iba adquiriendo más conocimientos y ya se mostraba como una experta. No dejó rincón de mi verga en lamer y chupar. Con su lengua recorrió toda la superficie para terminar tragando el cipote en su boca. Cuando terminó, me pidió

? Papito, te puedo pedir algo?
? Por supuesto mi amor, de que se trata?
? Ahora tengo un antojo. Quiero que me hagas el amor por mi cola.
? Tus deseos son órdenes. Ya mismo empezamos la tarea

Tomé un poco de crema que había, unté mis dedos y le dilaté el esfínter para tener una penetración más fácil y sin traumas. Le coloqué una almohada bajo su cintura para iniciar la movida. Lenta pero inexorablemente mi picha fue entrando en su culito y era recibida con gemidos de aceptación por parte de mi sobrina. Cuando llegué al fondo, y antes de empezar con el bombeo, tomé el vibrador y se lo aplique en el clítoris. Como se imaginarán, Flor se vio gratamente sorprendida y empezó a jadear mientras repetía?Que lindo, que lindo? No pares que me gusta?Sos un sádico del placer?

La fiesta no estaba completa porque mientras Florencia se revolvía de placer, aproveché para tomar el dildo y empecé a metérselo por la vagina. Al sentirse doblemente penetrada y con el vibrador chispeando su clítoris, no aguantó más y se derramó con un orgasmo total que le hizo vibrar el cuerpo y lanzar alaridos de placer.

Cuando se recuperó, la besé y le anuncié que seguía la fiesta. Ahí empecé a meter y sacar mi verga de su ojete aumentando el ritmo de mis movimientos, mientras seguía teniendo el consolador en su concha. Volvió la locura. Respiración acezante y labios cerrados, ojos cerrados y gemidos profundos, a la vez que me repetía?Dame más?Quiero que me la metas toda? No pares?Me estás volviendo loca de placer? Quiero tu leche en mi cueva?Te amo con locura? Y muchas frases más que no hacían más que incendiar mi pasión que se traducía en embates cada vez más fuertes y profundos, hasta que no aguanté más y le anuncié que me derramaba. Volvía descargarme con repetidos latigazos de esperma que inundaron su tripa. No bien sintió mi descarga en sus intestinos, Flor volvió a derramarse en otro violento orgasmo.

Ese polvo había durado mucho tiempo y fue de una intensidad que no habíamos sentido en toda nuestra relación, de manera que ambos quedamos destruidos físicamente. Mis fuerzas alcanzaron para darle un largo beso en su boca y me derrumbé a su lado. Puestos en forma de cucharas, nos dormimos profundamente.

Me desperté cuando sentí que mi verga estaba siendo objeto del vibrador. Florencia lo hacía funcionar sobre mi glande y por supuesto me provocó una rápida erección. Al verme despierto me besó y me dijo

? Lo de anoche estuvo tremendo, pero ahora quiero la yapa. Son las 7 AM y cómo tengo que tomar el avión a las 10.30 no tengo mucho tiempo. No tienes deseos de un polvito mañanero?
? Cariño, que despertar tan excitante me estás dando. Por supuesto que quiero darte la despedida. Ven mi amor ponte en situación.
? Quiero montarte, puedo?
? Claro, ven

Rápidamente se subió sobre mi humanidad, me tomó la picha con su mano y la dirigió directo a la entrada de su concha. La penetración fue inmediata y total, así que empezamos un juego que muy rápido nos llevó al éxtasis del orgasmo. Yo empujaba con mis caderas y ella hacía un subibaja continuo. La explosión fue casi al unísono, Flor me inundó con sus jugos y yo le volví a llenar su concha con mi esperma.

El tiempo, tirano como siempre, no nos dio más tiempo que para darnos un largo beso. Flor salió disparada para el baño y en tiempo récord se higienizó y vistió.Yo seguía en la cama cuando ella se acercó, me dió un tremendo beso y se despidió

? Lamento tenerme que irme así. El avión no me esperará. Gracias mi amor por la noche que me diste. Era lo que había idealizado y resultó fantástico.
? El que debe agradecer soy yo por la sorpresa y lo bien que lo pasamos. De esta noche no me voy a olvidar jamás, mi amor.
? Te quiero mucho tío, te quiero mucho, me haces muy feliz.
? Yo también Florencia. Nos vemos en tu casa lo antes posible.

Debo reconocer que me costó levantarme para ir a trabajar. Había pasado una noche y una mañana tremendamente hermosa llenas de amor y sentimientos. Lo pensaba una y otra vez y no podía creer la suerte que me había tocado con mi sobrina Florencia.

Comentarios para Perú chicas bonitas

Busco hombre para marido y que me cuide Colonia Elisa - Chaco - Argentina
Hola me nombre es Macarena. Tengo 19 años vivo en Colonia Elisa Chaco. Busco un hombre que quiera ser mi marido y que me cuide, soy morochita, linda cola. Por ahora estoy sin Celu. En la foto soy la que tiene el top color rosa. Mi mail es makazacarias@hotmail.com Espero tu mje.
Una rica y sabrosa tarde Avellaneda - Buenos Aires - Argentina
Hola cariño te voy a ser muy sincera, en paginas como esta hay muchos patos, muchos morbosos. soy modelo webcam en una pagina web quisiera pasar una buena tarde y noche el dia de hoy ayer sali con mis amigas, y si tienes tarjeta de credito para pagar mi showcam agregame no busco hombres miedosos espero que sean directos y arriesgados para pasar un buen rato quisiera que alguien pudiese calmar mis ancias.. si te interesa esto agregame al skype... alexa90love@hotmail.com
QUIERO QUE ME PENETREN POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
Lima - Peru Whatsapp 976059558, tengo curiosidad de ser penetrado por primera vez, soy Richard y estoy decidido dejarme penetrar si alguien. Varon ...
QUIERO QUE ME PENETREN POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
Lima - Peru Whatsapp 976059558, tengo curiosidad de ser penetrado por primera vez, soy Richard y estoy decidido dejarme penetrar si algun Varon ...
QUIERO QUE ME PENETREN POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
Lima - Peru Whatsapp 976059558, tengo curiosidad de ser penetrado por primera vez, soy Richard y estoy decidido dejarme penetrar si alguien. Varon ...
Andersson
Lima - Peru Ola tengo 22 añito y busco madura para pasarla bien no importa la edad 944267044 ...
Marco
Lambayeque - Peru Hola a todas la chicas de Perú soy un joven que busca una aventura si alguna chica esta interesada de ...
Juan
ilave - peru deseo conocer a mujeres de 18 a 30 años q quieran tener sexo 926531271 ...
perucaliente.net - 2016 Mujeres casadas con webcam buscando hombres para sexo.