La dirección equivocada


Infidelidad La dirección equivocada La dirección equivocada

Esa noche estaba sola en casa; Víctor había salido de viaje al interior por un par de días.
Luego de una cena muy frugal, disfruté de un prolongado baño de inmersión con sales de baño, mientras me masturbaba pensando en la endurecida verga de mi esposo que ya llevaba varios días sin poder disfrutar.

Luego me recosté en el sillón principal, vestida solamente con una diminuta tanga y una breve bata, para ver alguna película.
Apenas habían empezado los títulos, cuando llamaron a la puerta. Era casi medianoche y por eso, con algo de desconfianza, me acerqué a la puerta y solamente abrí lo que permitía la cadena de seguridad.

Entonces una violenta patada cortó la cadena y la puerta se abrió de repente, empujándome hacia atrás.
Dos hombres enormes avanzaron hacia mí. Empecé a retroceder aterrorizada.
?Quiénes son Ustedes? a quién buscan??? Pregunté casi sin aliento.
?A tu marido, nena? dónde está??? Rugió uno de ellos.
?Se fue de viaje?? Atiné a responder, mientras uno de los hombres se ubicaba a mis espaldas y me impedía toda posibilidad de escapar?
?No me mientas, putita? va a ser peor para vos??

Comencé a balbucear y sollozar, explicando que Víctor no estaba en casa.
El hombre tuvo un instante de duda y yo aproveché para intentar escapar frente a él. Pero muy rápidamente me sostuvo por un brazo.
?Adónde vas, perrita???
?Si tu marido no paga lo que nos debe, vamos a tener que cobrarlo con vos??

Esas palabras me hicieron humedecer la concha. Siempre había fantaseado que un par de tipos ordinarios y sucios como estos dos, me cogían contra mi voluntad en mi propia casa, sin que yo pudiera hacer nada para evitarlo?

?Por favor, suéltenme? Susurré muy suave, mientras luchaba contra mi fantasía

El segundo tipo me apoyó decididamente su verga dura contra mi culo. El primero, delante de mí, me deslizó la bata por mis hombros hasta el suelo y me aferró las tetas, haciendo que mis pezones se endurecieran al instante?
Sentí la mano del segundo, que desde atrás se deslizaba por mis caderas y muslos, hasta encontrar mis labios vaginales apenas ocultos por mi breve tanga de algodón.
Arrancó la tanga de un rápido tirón y se la guardó en un bolsillo; para luego hundir sus dedos en mi concha, ahora más mojada que antes?

?Putita? ella dice que no? pero esta concha empapada dice lo contrario??
El otro estaba lamiendo mis duros pezones, haciéndome jadear y gemir?

De repente el de atrás me tomó por los cabellos y me arrastró con él hasta la pesada mesa de algarrobo. Allí me hizo doblar por la cintura y apoyar mis tetas contra la tabla, Sabía que ahora mis labios vaginales estaban expuestos para estos dos tipos? y lo peor, era que me sentía totalmente empapada allí abajo.

?No por favor?? Volví a suplicar, ya sin demasiada convicción?
?Tranquila, perrita? ahora vas a pagar las deudas de tu marido??

Sentí unos gruesos dedos abriendo mis labios vaginales y hundiéndose bien profundo en mi vagina ya casi chorreante de jugos. Enseguida la cabeza de una gruesa verga se deslizó sin dificultad, llenándome por completo en un par de embestidas brutales. Grité de dolor, pero enseguida sentí que comenzaba a sentir placer.

El tipo me aferró por los cabellos y comenzó a bombearme la concha sin compasión, mientras su amigo se posicionaba junto a mi cara y zambullía su pito duro entre mis labios.
Comencé a succionar esa pija mientras el otro tipo me martillaba la concha, sin dejar de gruñir y de decirme que yo era la mejor puta que jamás se había cogido. Comencé a jadear y pronto el tipo se vació dentro mi agradecida concha, gruñendo y gritando como poseído?

El segundo entonces sacó su verga de mi boca y se ubicó entre mis muslos abiertos. Tuve un sobresalto, cuando su dedo comenzó a explorar mi entrada trasera?
?No, por favor? por el culo, no?? Supliqué, sabiendo que era algo inútil?

El tipo se largó a reír y enseguida sentí la gruesa cabeza de su verga invadiendo mi esfínter anal. Me dolió y ardió mucho, porque el hijo de puta me estaba sodomizando sin nada de lubricación?

Me tuvo así durante diez minutos, hasta que por fin también él se vació en el fondo de mi ano, dejándome sentir su semen hirviente invadiendo mis entrañas.
El tipo me empujó todavía unas cuantas veces más con su verga y luego se retiró muy despacio. Entonces me preguntó, mirando hacia el mueble modular:
?Quién es ese tipo que aparece en esa foto con vos??
?Es mi esposo?? Respondí todavía abatida sobre la mesa?
?Pero? tu esposo no se llama Norberto?? Preguntó ahora con cierto asombro.
?No?? Le respondí?
?Te dije que chequearas bien la dirección?? Dijo dirigiéndose a su cómplice.

Los dos se vistieron en silencio, mascullando entre ellos sobre la equivocación que habían cometido. Se fueron sin despedirse y entonces yo pensé que ya jamás volverían.

La concha me dolía horrores y el culo me ardía como si estuviera en llamas; pero entre esos dos brutos me habían dado una tremenda cogida que me había dejado más que satisfecha y relajada.

Y lo mejor de todo, ahora estaba segura de que mi adorado esposo no le debía dinero a nadie?



Comentarios para Perú chicas bonitas

QUIERO QUE ME PENETREN POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
Lima - Peru estoy decidido dejarme penetrar por primera vez whatsapp 925498752 quiero saber que se siente soy alberto de Lima si algun ...
QUIERO QUE ME PENETREN POR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
Lima - Peru estoy decidido dejarme penetrar por primera vez whatsapp 925498752 quiero saber que se siente soy alberto de Lima si algun ...
Sergio
Lima - Peru Busco chicas de cualkier edad,gordita o flakita,para pasarla bien y tener mucho sexo,soy soltero.cel 960 059 799 ...
Sergio
Lima - Peru Busco chicas de cualkier edad,gordita o flakita,para pasarla bien y tener mucho sexo,soy soltero. ...
harry
Arica - chile podemos contactarnos, eres una chica muy interesante ...
Kalibre
Cusco - Peru Hola soy nuevo en este grupo pero me gusta verrr mucho porno y toy con ganas de conocerte a ...
perucaliente.net - 2016 Mujeres casadas con webcam buscando hombres para sexo.