EL JUGADOR DE BASQUET


Infidelidad EL JUGADOR DE BASQUET Querido Gerardo, macho de mi vida.

Te cuento que conocí un jugador de básquet, un negro enorme y jovencito, de unos 23 años, juega en Goes esta temporada. Siempre me decís que me suelte y goce la vida y te hice caso. Te recuerdo que hace un mes te fuiste a trabajar a Buenos Aires y solo encuentro calma cuando me masturbo pensando en ti y otro hombre cualquiera.

Estaba sentadita en la vereda en una mesa de La Pasiva a la salida del liceo y nos pusimos charlar lo conocía del club, es de Washington y vino por la temporada. Me termino acompañando a casa, caminamos conversando esas cuadras y en la puerta del edificio nos pusimos de mimos.

Cuando se pego a mí, para dame un beso, sentí un bulto enorme entre sus piernas y me volví loca de deseo. Loca me entiendes cariño, yo se que de haber estado tu me hubieras ordenado ? cojéelo - Codiciaba ese pedazo dentro mío y obedecí a mi instinto y a lo que tu esperas de mi que sea siempre una puta provocativa y regalada.

Llegué a la puerta del apartamento con los pechos casi desnudos por sus manos y unas ganas locas de coger. Abrí la puerta mientras le abrazaba y frotaba mis tetas contra su cuerpo buscando su boca como una perra en celo. No sé muy bien cómo pero entramos y cerré la puerta con un golpe de caderas.

Me quité o me saque - ni me acuerdo, - la tanga en el umbral, de tan caliente que estaba, necesitaba comerlo.. Me enrosqué en sus piernas mientras me apretaba fuerte a ese macho vigoroso Solo me separó un instante, lo suficiente para dejar deslizar mi vestidito y desnudarme. Silbó al verme despojada exhibiendo mis pechos, mi vagina y mi culito, yo me giré despacio para disfrutara bien de mi cuerpo. El semental me abrazó fuerte desde atrás y sus enormes manos cubrieron mis tetas apretándolas y haciéndome sentir auténtico placer y dolor porque me estrujo los pezones con fuerza.

Me volví para desnudarle, pero la camiseta se la quitó él, es demasiado alto para mí. Yo le quité el pantalón y me quedé asombrada con el bulto bajo el bóxer. Pero mucho más asombrada quedé cuando al bajarle la ropa interior, aquella polla grande, negra, dura y enorme, saltó libre de la ropa quedando a la altura de mi cara. El olor a pija, ese divino aroma que me deja en trance se metió por todo mi cuerpo.

Un leve empujón a mi cabeza, tomándome de la nuca fue suficiente paraqué mi boca se abriera golosa al espectáculo de sentir una verga en mis labios. Que verga cielo, que verga.

Evidentemente en forma irresistible lo mame, se la chupé, le hice mimos con mi boca asombrada de una pija tan grande, nunca había tenido dentro mío una polla tan grande como aquella en mi boca. Grande, gorda y poderosa me costaba abarcarla con los labios, tanto que pensé como sería aquello dentro de mi vagina y me dio un temblor. Y en lugar de asustarme me excité muchísimo más. Tanto que dejé una mamada inacabada para pedirle que me clavara allí mismo, de pie contra la puerta.

?Dame papito, dame por favor, ahora aquí. Le rogué.
Y me ensarto entonces allí. Sabes que no soy muy alta, y mucho más en comparación con aquella torre negra. Me tomó por la cintura y de un impulso me elevó lo suficiente como para colocar su verga entre mis labios vaginales, y entre el movimiento ascendente de su cadera y el descenso natural de mí cuerpo hacia abajo me empalo despacio pero de un solo movimiento.

Pensé que aquel pedazo me haría trizas la vagina, que la penetración me dolería pero era tal mi calentura y tan intensa mi lubricación que su pene entró dentro de mi cuerpo como un hierro caliente en la mantequilla. Me abrió de par en par, hasta mi útero. Me sentí empalada, con mis pies colgando, sujeta por las nalgas y ensartada en aquel miembro enorme. Como pude me moví - como pude, - con mis piernas rodeando su cintura, mis brazos a su cuello, sus manos en mis nalgas moviéndome arriba y abajo con aquella polla enorme dentro de mí. Que placer de hembra ensartada, que goce de esclava sumisa a merced de su sátiro.

Me sentí felizmente ensartada por aquel pollón. Fuimos escandalosamente ruidosos, entre mis jadeos, gemidos, gritos, ronroneos, todas las exclamaciones que acostumbro a decir en mis orgasmos y los golpes en la puerta tendría que haberse enterado todo el edificio. Nos corrimos al unísono, el su primer orgasmo, yo ya como en el sexto consecutivo.

Sabes que soy muy generosa con mis orgasmos. Su eyaculación fue abundante, como mis secreciones. Nos fuimos a lavar entre jadeos y besos. Acabamos en la cama, agotados y durmiéndonos desnudos sobre las sábanas.

Desperté con una muy agradable sensación, el baloncestista acariciaba mi vientre y mis pechos mientras contemplaba mi cuerpo desnudo en la penumbra de su cuarto escasamente iluminado por la claridad que entraba por la ventana.

?¿De verdad tienes los años que dices tener? ?preguntó mientras pasaba suavemente sus enormes manos por mis tetas.
?Si cielo, tengo esos aunque aparente menos. Me cuido para gustar.
?Pues lo has conseguido.

Y m besó. Y me calenté. Me puse muy perra, como dice mi tío del pueblo. Lo empujé hacia atrás, le besé los testículos, una buena comida de huevos, hasta que conseguí que aquel pollón se dispusiera en su verdadera magnitud, al menos en la dimensión que yo deseo. Me puse sobre él, me tomé mi tiempo para colocarme, bastante arriba, le cogí la polla y la dirigí decididamente entre los labios de la vulva. Y despacito, muy despacito, me dejé bajar, dejándola entrar dentro de mi vagina. Llegué hasta abajo, me la metí toda y me sentí empalada. Y me corrí solo con notarlo. Pero no me detuve y me moví como todas las ganas. Arriba y abajo, adelante y atrás, girando la cadera, sintiendo dentro aquella masa dura y enorme.

?Acaríciame las tetas ?le pedí con voz entrecortada.
Y aquellas manos enormes me cubrieron las tetas y sabes que las tengo chiquitas. Me las cubrieron y me las acariciaron, apretaron, masajearon, amasaron y sacaron hasta la última gota de placer que me pudieran proporcionar. Me corrí puede que una docena de veces llenándole la entrepierna de fluidos vaginales. Luego se corrió, otra vez dentro de mí y otra vez al tiempo que yo.
Me dejé caer a un lado y separé las piernas porque me pidió ver su semen saliendo de entre los pliegues mi concha.

Me duché mientras el se vestía para irse y mientras me vestía nos intercambiamos los número del celular para quedar otra vez. Tengo muchas ganas de volver a sentir aquella sensación de una pija enorme dentro.

Quiero volver a sentirme empalada. Quiero que me coja poniéndoseme encima y corriéndose con una gran corrida dentro mío. Despues te cuento todo. Tuya Martita.

Comentarios para Perú chicas bonitas

Busco hombre para marido y que me cuide Colonia Elisa - Chaco - Argentina
Hola me nombre es Macarena. Tengo 19 años vivo en Colonia Elisa Chaco. Busco un hombre que quiera ser mi marido y que me cuide, soy morochita, linda cola. Por ahora estoy sin Celu. En la foto soy la que tiene el top color rosa. Mi mail es makazacarias@hotmail.com Espero tu mje.
Una rica y sabrosa tarde Avellaneda - Buenos Aires - Argentina
Hola cariño te voy a ser muy sincera, en paginas como esta hay muchos patos, muchos morbosos. soy modelo webcam en una pagina web quisiera pasar una buena tarde y noche el dia de hoy ayer sali con mis amigas, y si tienes tarjeta de credito para pagar mi showcam agregame no busco hombres miedosos espero que sean directos y arriesgados para pasar un buen rato quisiera que alguien pudiese calmar mis ancias.. si te interesa esto agregame al skype... alexa90love@hotmail.com
QUIERO QUE ME PENETRE NPOR PRIMERA VEZ PARA SABER QUE SE SIENTE
LIMA - Peru ESTOY DECIDIDO DEJARME PENETRAR PARA SABER QUE SE SIENTE WHATSSAP 976059558 SOY LUIS DE LIMA SI ALGUN VARON SE ANIMA ...
Ernesto hermilio
lima - Perú hola. soy un caballero busco una dama. tengo 30 añoas mi nombre es . ernesto salvador rio. con ese nombre ...
nelson vilela
lima - peru si9 me gustaria conocerte para hacer una bonita amistad.971019374 ...
jose
lima - peru soy un pasivo y tengo 49 años me gustan los chibolos activos bien cacheros si son militares chibolos y pingones ...
juan carlos
lima - peru hola ami me gustaria q seas mi novia para toda mi vida pero quiero algo serio contigo solo llamame 963102251 ...
Daniel
Lima - Peru Hola soy un hombre de 27 años, eres muy hermosa y pz me gusta decir las cosas de frente me ...
perucaliente.net - 2016 Mujeres casadas con webcam buscando hombres para sexo.